Pedagogía Sistemática

Nuestros estudiantes no son entidades aisladas, cada uno de ellos pertenecen a su sistema de familia, al sistema del centro educativo al que asisten, al sistema social que lo rodea y así sucesivamente hasta llegar al sistema global el cual cada día está más cercano a cada uno de nosotros por el alcance que tienen las nuevas tecnologías.

Todos estos sistemas se interrelacionan e influyen en cada una de sus unidades que en este caso son nuestros niños y niñas.
La Pedagogía Sistémica contextualiza y enseña desde una mirada más amplia  que permite ver la interrelación entre el centro educativo con su estructura espacial, el lugar y las funciones de cada uno de sus integrantes, como también su conexión con las familias.
Desde una mirada sistémica podemos observar las fuerzas que están influyendo a nuestros alumnos/as, la fuerza de su historia y su familia, la fuerza del grupo, los conocimientos previos, las capacidades de autoorganización de un grupo etc., fuerzas que se pueden poner al servicio del aprendizaje.
Bert Hellinger, pedagogo y terapeuta alemán con una amplia formación psicoanalítica, filosófica y científica, a comienzos de los ochenta desarrolló un método muy innovador, “las constelaciones familiares”, basándose en la observación de unas leyes naturales que operan en los sistemas humanos.
Los grupos humanos se rigen por patrones innatos, a los que se van añadiendo los que se construyen en la interacción cotidiana. Para compensar desequilibrios, cada familia construye una conciencia formada por los hechos significativos que han ocurrido, creencias, valores y maneras de hacer y de posicionarse  que aseguran su supervivencia y pertenencia al sistema.
La familia y el centro educativo son sistemas abiertos que tienen leyes de funcionamiento que afectan a todos sus miembros, de forma consciente e inconsciente, el cambio de un miembro afecta a los demás pues están interconectados. La trasgresión de estas leyes naturales origina conflictos y discordias que se pueden manifestar como alteraciones individuales, familiares, grupales y sociales.
Esta nueva mirada de la pedagogía es absolutamente necesaria en el mundo de hoy, si deseamos que nuestros alumnos/as, aprendan más y  se desarrollen armónicamente como personas.  La Pedagogía Sistémica nace en México, específicamente en el CUDEC y actualmente se está desarrollando ampliamente en España y en varios países de habla hispana.
M. Eliana Zlatar
Bibliografía: 
Traveset V. Merce “La Pedagogía Sistémica- Fundamentos y Práctica” Editorial Graó 2007 España