Emociones

Las emociones están en nosotros, sentir emociones es parte de la naturaleza humana. La expresión de éstas a veces nos trae problemas y eso es lo que se puede educar, lo que no significa falta de espontaneidad,  significa Sabiduría Emocional.

Para Gestionar nuestras  Emociones debemos primero conocer qué son, qué nos señalan,  qué las gatilla, cómo funcionan, cómo se expresan y cómo deberían expresarse para no dañarnos ni dañar a otros. Esto es un proceso de cierta complejidad, pues llevamos años expresándolas de cierta manera, lo que se ha vuelto un hábito y  realizar un cambio requiere trabajo.
Las emociones son indicadores, ellas no son el problema, nos están señalando que puede haber un problema. Si la CPU de tu computador comienza a tener un ruido extraño, el problema no es el ruido, sino algo en el interior de la CPU que está produciendo ese ruido, y decides  que es necesario revisar el computador.
Las expresión de algunas emociones puede herir a otro ocasionándonos problemas adicionales y la no expresión de éstas puede dañarnos a nosotros mismos. La solución está en saber gestionarlas adecuadamente sin reprimirlas y sin dejar que se desborden y esto se puede aprender.
LA LIBERTAD DE EXPRESAR NUESTRO SENTIR, DEBE IR SIEMPRE UNIDA A LA RESPONSABILIDAD SOBRE EL IMPACTO QUE TENDRÁ NUESTRA CONDUCTA ENNOSOTROS MISMOS, EN LOS DEMÁS Y EN EL MUNDO.

M. Eliana Zlatar

Gestionar las emociones...¿Para qué?


Ciertos estímulos del medio que nos rodea, gatillan cambios neurofisiológicos que modifican el ritmo respiratorio, cardíaco, el tono muscular etc.; estos cambios son diferentes en una emoción u otra , por lo que cada emoción se expresa corporalmente de una forma particular.
¡Estoy desbordada! ¡Qué se habrá creído ese …! ¡Le dije todo lo que tenía que decirle!
¡Quedé paralizada cuando…! ¡Si no hubiera reaccionado de esa forma…! ¡Perdí el control!
¿Cuántas veces hemos dicho o escuchado frases iguales o similares a las recién mencionadas?. Miles ¿no es así? Son las emociones. Pero ¿son las emociones el problema? NO
Y ¿qué hacemos con las emociones?, las expresamos y la expresión de alguna de ellas pueden ocasionarnos problemas adicionales, o no las expresamos, porque así nos enseñaron, y nos comienzan a aparecer molestias físicas. Entonces ¿qué podemos hacer?, ¿es bueno expresarlas o no expresarlas? Las respuestas no son tan sencillas, no son dicotómicas SI o NO.
Hace unos años atrás se sobrevaloraba la razón y se infravaloraba la emoción. Actualmente se han estudiado más profundamente las emociones y se les está dando la importancia que les corresponde en el desarrollo de la vida diaria, en la toma de decisiones, en la forma de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás, es decir en la forma de vivir la vida.
Las Emociones Básicas son universales, características de la especie, de corta duración y aparecen muy temprano en el desarrollo humano. La mayoría de los autores reconocen 5 emociones básicas: Alegría, Tristeza, Miedo, Rabia y Amor. Susana Bloch señala que son 6 pues divide el Amor en dos, Ternura y Erotismo ya que al hacer el estudio de los índices fisiológicos éstos son diferentes en ambas.
Sugiero ver este corto video de una guagua de 6 meses:


Las Emociones Mixtas se forman a partir de las básicas pero están influenciadas por la cultura, lo social y las experiencias personales, por estos motivos no son universales y su extensión en el tiempo es mayor.
Las emociones no son ni buenas ni malas, simplemente son, están en nuestra naturaleza y en cierta forma le dan color y sabor a la vida, pero debemos aprender a expresarlas, a gestionarlas adecuadamente para que esos colores sean más armónicos.
Hace décadas Khalil Gibran dijo: “...somos como un velero en medio del mar, el timón es nuestra razón, y nuestras velas junto con el viento son la pasión que nos impulsa. Si tenemos solamente timón, por más que lo moviéramos estaríamos estancados en medio del mar, y si tuviéramos solamente velas, andaríamos sin rumbo a la deriva. Por este motivo, razón y pasión, cerebro y corazón, pensamientos y emociones, deben ir juntos y en equilibrio, porque nuestra pasión da el impulso y nuestra razón lo guía...”.
“…si pudiera saber dónde se ríen/donde lloran o cantan o hacen niebla/ les haría llegar mis añoranzas/ y una fuente con uva y estos versos.” (“A Ellos” Mario Benedetti).
M. Eliana Zlatar Z.

Ecologia Emocional


Es el arte de transformar positivamente nuestras emociones. Consiste en gestionar nuestro mundo emocional de modo que nuestros afectos promuevan conductas que tiendan a mejorar nuestro equilibrio, nuestro desarrollo humano, así como una adaptación más inteligente, equilibrada y plena en nuestro entorno.
Si bien no somos responsables de lo que sentimos, sí lo somos de lo que hacemos con lo que sentimos.
LA LIBERTAD DE EXPRESAR NUESTRO SENTIR, DEBE IR SIEMPRE UNIDA A LARESPONSABILIDAD SOBRE EL IMPACTO QUE TENDRÁ NUESTRA CONDUCTA ENNOSOTROS MISMOS, EN LOS DEMÁS Y EN EL MUNDO
Esto me hace pensar en el concepto de “autenticidad” o de “espontaneidad” y me planteo la interrogante: si me surge una emoción de rabia, y el deseo de atacar verbalmente en forma muy dura a quien considero que me ha provocado esa emoción ¿pierdo espontaneidad o autenticidad si no lo hago?. Y de allí me surge otro cuestionamiento ¿cuándo soy más libre? si destruyo a ese otro o si tomo la opción de gestionar la gran energía que provoca esa emoción en la solución del problema?.
No existe libertad ni en la Represión Emocional ni en la Incontinencia Emocional, en la primera desconocemos y bloqueamos nuestras emociones, que son parte nuestra y en la segunda somos esclavos de nuestras emociones. Gestionar en forma inteligente nuestras emociones es la opción que señala que soy libre de elegir, y para eso se necesita un trabajo en equipo de mente – emoción – acción. Mientras más coherencia exista entre nuestro pensar, sentir y actuar hay más probabilidad que en nuestra vida se produzca un mayor equilibrio y bienestar
Generalmente pensamos que nuestro equilibrio y bienestar depende de “la suerte” o de los recursos o cosas materiales, lo buscamos fuera de nosotros y no nos damos el tiempo de mirar en nuestro interior. Es como si para dar un concierto necesitáramos el instrumento más caro sin pensar que el éxito dependerá de la música que llevas “dentro de ti”.
Cada uno de nosotros tiene la llave del equilibrio o del caos, la semilla de la creación o de la destrucción. ¡Tú eliges ser parte del problema o de la solución!
¿Cómo puedo ser parte de la solución?. Educando tu parte afectiva, aprendiendo que las emociones son indicadores valiosos que te informan sobre ti misma, aprendiendo a dar nombre a lo que sientes, a traducir el mensaje de cada emoción y desde allí gestionar esa emoción para que la conducta que nazca de ella tienda a construir y a crear en lugar destruir.
¡De ti depende!
M. Eliana Zlatar